Blog de formación online y presencial. Suscríbete

claves-formacion-empresas

La formación corporativa como factor esencial para el éxito de las empresas en el Océano Digital

Pablo Lobato

Hemos escrito con frecuencia sobre la velocidad e intensidad de la transformación del sector del aprendizaje corporativo y la complejidad de los nuevos modelos híbridos a los que muchas compañías ni pueden ni podrán adaptarse.

El primer error es seguir estableciendo una separación radical entre formación remota o presencial, entre on y off. Nuestro día a día no transcurre en esa dicotomía, lo físico y lo digital conviven en un equilibrio que cada persona o situación determina. No se trata de una cosa u otra, sino que se trata de encontrar los ingredientes que permitan ofrecer las mejores experiencias, en este caso en procesos de aprendizaje, que para complicar más la ecuación deberían ser automáticamente personalizados.

Vivimos la hibridación de lo cotidiano, las personas toman el control y deciden qué y cómo quieren las cosas, el consumo de contenido es personalizado, hay algoritmos que te ayudan a construir tu camino de entretenimiento y deberían existir para diseñar el mejor camino de desarrollo profesional para las personas y para las organizaciones.

Las compañías, en el diseño de sus planes y dinámicas de formación, deben tener en cuenta todas estas cosas porque la gran transformación del mercado del talento se está produciendo y, como decimos, está descontrolada al haber desaparecido muchas de las barreras que facilitaban la retención de las personas en las compañías.

La formación programada para empresas españolas y sistemas similares en Latinoamérica deben adaptarse a todas estas tendencias para convertirse en motor de desarrollo del talento de las personas y un claro impulso de la productividad e innovación para las compañías.

En mi opinión, son más necesarias que nunca las 3 reglas de la cultura SmartMind que pueden ayudar a los responsables de dirigir propuestas y proyectos de formación corporativa. Estos son nuestros principios para vivir en una dinámica de constante innovación basada en el diseño:

  • Inteligencia para simplificar
  • Equilibrio entre la belleza y la función
  • Aquí las cosas ocurren

¿Cuáles son las claves de la actual formación corporativa?

Siempre entendimos que los productos educativos necesitaban incorporar un enfoque experiencial, mejorar su narrativa y adaptarse mucho más al lenguaje audiovisual que se impone de manera imparable en absolutamente todos los segmentos del aprendizaje corporativo sin olvidar, como decíamos al principio, que esa formación no es una disyuntiva entre on y off sino claramente una experiencia adaptada a cada necesidad concreta y en muchos casos con un enfoque de formación hibrida.

El profesional de HR y Formación que tiene la responsabilidad de decidir qué y cómo desarrollan su talento los trabajadores de la compañía, tienen ante sí un reto de enorme complejidad y, desde mi punto de vista, deben cuestionar el statu quo y romper con todo lo que claramente no funciona.

Las empresas deben estar atentas a las tendencias y a los modelos digitales más avanzados para construir experiencias para el impulso de su talento digital mediante contenidos elegantes y profundamente inteligentes.

Deben perseguir un aprendizaje total mediante cursos en formato remoto o híbrido que sean intuitivos, entendibles, sencillos, retadores y que además no estén lejos de la calidad y formatos del mundo del entretenimiento.

Vivimos un momento emocionante en los entornos EdTech que se tiene que reflejar en la formación de las empresas que nos contratan. Se aproxima un nuevo mercado más dinámico, enorme y cargado de innovación. Este hecho se suma a que el despliegue de la tecnología 5G facilitará e impulsará la utilización del contenido de aprendizaje audiovisual y nuevas tipologías de diseño en múltiples espacios educativos.

Los responsables de formación son conscientes de que necesitan la ayuda de nuevos productos adaptados a la realidad digital y sus proveedores tradicionales de cursos elearning no son capaces de atender esa demanda porque han sido históricamente incapaces de evolucionar incorporando nuevos modelos y equipos de producción de cursos para el aprendizaje digital.

En el fondo, hay una realidad incontestable. Con la digitalización total, el nivel de exigencia crece y crece mientras las antiguas empresas de formación pretenden seguir imponiendo sus cursos propuestas anticuadas y de muy baja calidad. En el ámbito de la formación corporativa me sorprende especialmente que sigan funcionando estas compañías, aunque es verdad que cada vez en menos casos. En formación subvencionada dirigida directamente a profesionales en convocatorias de oferta mi recomendación es que no aceptes cualquier curso online, busca porque la diferencia entre unos y otros es sorprendente.

En un momento en el que la digitalización supera con facilidad todo tipo de fronteras se refuerza la necesidad de que el sector de empresas de formación en general y el EdTech en particular ganen tamaño, sean más atrevidas e innoven, se digitalicen de verdad. El sector de la formación vive un gran momento, pero todavía falta mucho camino por recorrer.

El Covid-19 provocó la aceleración de la adopción por muchas empresas de los modelos remotos de formación, lo que a su vez impulsó a la mayoría de las mejores empresas Edtech que trabajábamos en entornos corporativos.

Durante mucho tiempo no hubo alternativa presencial y el resultado de todo esto es que seguramente nada volverá a ser igual, porque la gente ha entendido que se pueden hacer muchas cosas gracias a la digitalización: hablar con la gente que quieres, escuchar tus canciones favoritas, disfrutar una barbaridad compartiendo una serie y por supuesto aprender.

Cuando todo termine, se producirá una estabilización de los modelos. Volverá el presencial pero el e-Learning habrá crecido en meses lo que tenía previsto crecer durante años. En cualquier caso, y como decíamos al principio, nos dirigimos a modelos híbridos en los que nos centraremos en la experiencia que supone cada iniciativa de aprendizaje.

Aula virtual y la hibridación de la formación

Muchas empresas han tenido que adaptar su oferta a un tipo de formación que no conocían y lo que no se conoce casi siempre asusta. Pero en esta ocasión no quedaba más remedio, tenían que empezar o desaparecer.

A los pocos días de iniciarse el confinamiento, se produjo la locura generalizada de empresas de formación buscando plataformas con aula virtual y contenidos concretos que les permitiesen continuar sin cerrar las puertas de sus centros y de un día para otro contrataron estos servicios y se pusieron a impartir la formación.

Esa necesidad de que todo fuese inmediato presentaba para ellos muchas dificultades. La utilización correcta del aula virtual, por ejemplo, es compleja y sofisticada, y la realidad es que no está al alcance de la mayoría hacerlo bien en ese formato. Nosotros, por ejemplo, trabajamos entre otras cosas con escaleta televisiva y gran cantidad de contenidos preeditados con unos resultados que a juicio de nuestros clientes suponen un antes y un después en la formación corporativa.

A pesar de todo, los que en estos meses tuvieron la suerte de colaborar con buenos proveedores de servicios y plataformas edtech, estoy seguro de que nunca volverán a un modelo exclusivamente presencial, sino que, como mucho, harán algún tipo de formación híbrida o remota

Las grandes compañías que, por lógica, tienen los mayores presupuestos de formación y un mayor conocimiento de las tendencias, aprovecharon la situación para probar cosas nuevas y buscaron nuevos proveedores de formación capaces de crear para ellos aquellos modelos que se habían cansado de pedir sin éxito a sus proveedores de siempre.

Transformación digital y aprendizaje constante

En esta nueva época de complejidad, el papel del equipo de formación se refuerza y se amplía para impulsar todas las dinámicas de cambio y transformación digital en el que todas las empresas están inmersas.

La transformación se había iniciado y en todas partes había una estrategia que, con la pandemia, resultó ser insuficiente porque la competencia digital explotó y se convirtió en un problema de presente y no de un futuro a medio plazo. Las empresas necesitan adaptar sus negocios a la intensidad y complejidad del cambio y necesitan a todo su talento capacitado y centrado en los nuevos retos. Todo eso hay que lograrlo cuando muchos de los equipos están en remoto, con la dificultad que eso plantea, y cuando muchas de las operaciones se trasladan a un escenario exclusivamente digital como las ventas, pero los objetivos y el crecimiento deben continuar.

Durante la pandemia, muchos vivimos en la contradicción más absoluta en la peor situación posible. La actividad de nuestras compañías se multiplica y en realidad lo que pudimos experimentar en esas circunstancias nos hizo mejores. Fue el mejor laboratorio en el que investigar cuál iba a ser el futuro del trabajo. Pero no todas las compañías fueron capaces de adaptarse. Para muchos ha sido imposible subirse a la gran ola de la transformación y dominarla con un problema omnipresente la inadecuada estrategia de aprendizaje constante y formación en las empresas.

Muchos responsables de formación eran conscientes de la necesidad de cambiar e impulsar la formación que se venía realizando, pero les faltaba el apoyo necesario para poner todo esto en marcha por una falta de visión en este sentido de quienes tenían que haberse dado cuenta que sin formación constante y de calidad no hay futuro para la empresa.

Volviendo a las claves de la formación corporativa, hay que reconocer que durante la pandemia se hizo un trabajo magnífico, reaccionando rápido y con inteligencia, pero es evidente que en muchos casos no fue posible proyectar la acción al largo plazo. Han sido movimientos reactivos, pero ahora se deben definir la estrategia y los detalles. Es el momento de dibujar la formación del futuro en las compañías. Hay que determinar que conocimientos y habilidades se necesitan, hay que reforzar la cultura y la adaptabilidad necesaria ante los cambios a los que nos enfrentamos cada día.

Deben convivir los Planes formativos con todo tipo de cursos junto con una Biblioteca digital de contenidos de aprendizaje en diversos formatos en modelo de tarifa plana. Es el momento de explicar a todos que la formación debe ser constante y que nuestros profesionales entiendan dicha realidad es inevitable en el escenario actual. Los modelos híbridos deben fluir con naturalidad y debes entender la esencia del microlearning como arma fundamental de conocimiento.

Por todo ello, es el momento de apostar por empresas de formación innovadoras capaces de entender los retos estratégicos de tu compañía en el gran objetivo de su transformación digital. Los responsables de Formación deben garantizar que los programas formativos estén alineados con la estrategia en un entorno organizativo que cambia constantemente para evaluar y eliminar las brechas de conocimiento o habilidades.

La actividad de las empresas está en constante evolución debido a los rápidos avances tecnológicos y los cambios que esto provoca en todos los mercados. La realidad del trabajo en remoto va a permanecer lo que obliga crear iniciativas formativas de enorme calidad, que garanticen el aprendizaje fundamental, que ayuden en la retención del talento, que sean escalables y por supuesto que conectan rápido e intensamente con las personas a las que se dirige.

Diseño y digitalización de contenidos en las empresas

En la actualidad las empresas se están tomando muy en serio el tratamiento de sus contenidos core incorporando en ellos un gran diseño y nuevas pedagogías digitales que lo cambian todo. Cada día trabajamos junto a los responsables de formación diseñando los mejores cursos que incorporan además la cultura de las compañías.

Esa biblioteca de conocimiento digital a la que nos referíamos debe incorporar una gran diversidad de formatos, Cursos, Píldoras, Video cursos y colecciones de microlearning con las que configurar itinerarios, herramientas tecnológicas para realizar diagnósticos sobre todo tipo de habilidades y competencias digitales, Lecturas seleccionadas, podcast y micro historias en formato documental, modelos de evaluación que nos permitan dibujar con precisión las curvas de aprendizaje. En definitiva, las empresas deben diseñar espacios de conocimiento que garanticen el crecimiento y el aprendizaje constante de sus profesionales.

Las empresas necesitan una formación remota para trabajadores que seguirán en remoto garantizando el engagement con la empresa en el día a día y el conocimiento de las competencias clave para las nuevas necesidades y retos.

Las Soft skills se convierten en el contenido fundamental más allá de los modelos teóricos y aburridos en los que insisten la mayoría de las empresas de formación. Digital mindset, pensamiento crítico, adaptabilidad, toma de decisiones, gestión del tiempo y todas las habilidades relacionadas con la comunicación y las relaciones, son las estrellas de esta nueva época digital.

Surge la necesidad de evaluar el desempeño de los profesionales en remoto y garantizar que manejan las competencias digitales necesarias con garantías. Los nuevos modelos deben incluir fórmulas e indicadores que ayuden a los responsables de formación y HR a determinar con precisión determinadas problemáticas vinculadas al desempeño y brechas de conocimientos esenciales que pueden estar frenando la capacidad real nuestros profesionales.

Ya no compartimos oficina, donde es mucho más fácil visualizar bajadas en el de desempeño por diferentes causas, ahora necesitamos fórmulas más sofisticadas con un funcionamiento integrado y entre los elementos que forman este sistema debe estar la formación como elemento catalizador que sirva además para impedir que determinadas personas se estén desconectando de la actividad de sus equipos.

Recomendaciones para el éxito de la formación corporativa

Es evidente que nos ha tocado vivir el momento de mayor transformación de los modelos de aprendizaje y desarrollo de profesionales, por ello la formación debe evolucionar y aproximarse a los modelos de consumo de contenido digital cotidiano de cualquiera de nosotros.

El estilo es muy importante y cada empresa debe definir el suyo que te ayude a que la gente reconozca como propio el contenido lo que facilita la incorporación de la esencia de la cultura y los valores de la marca.

Por otro lado, esta sobreabundancia de contenido también crea una sensación de saturación que da lugar a dinámicas de selección automáticas y de bloqueo rápido hacia contenidos sin interés que, como venimos diciendo, podrás lograr lo que persigues con contenidos que realmente gusten e interesen a las personas a las que lo diriges porque el ecosistema de formación corporativa debe convivir en armonía con el ecosistema digital personal de cada uno de nosotros.

Creemos que tenemos que ser capaces de entregar contenidos relevantes de manera automática y personalizada siguiendo los modelos ideados en torno a las LXP.

Además de todo lo dicho, eres consciente de que debes ser capaz de hacer mucho más con menos. Entender la revolución digital significa optimizar los recursos de manera radical. Debes tomar decisiones rápido y para ello debes estar atento a todo lo que pasa ser capaz de escuchar incluso el silencio en tus proyectos.

Para terminar, un último consejo: nada de lo dicho hasta ahora se puede lograr sin comunicación, las empresas necesitan construir canales que permitan escuchar a las personas y que puedan interactuar en una experiencia educativa total conectada con la cultura de la compañía.

Si quieres conocernos un poco más como empresa, no dudes en visitar estos posts:

Comparte este post en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No se han encontrado comentarios

¿Tienes alguna duda o quieres más información?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolverte todas tus dudas.

¿Quieres más información sobre este curso?

Rellena el formulario con tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte todos los detalles de nuestras licencias.

Faltan los valores de los campos personalizados "portal-id" y/o "form-id".